Logo Logo small

Logo Logo Small

  1. Youtbe
  2. Instagram
  3. Twitter
  4. Facebook
Cortesía

MIGUEL ÁNGEL TORRES: UN "TANQUE" EN LA DELANTERA RAYADA

10 de Octubre de 2019. 5:10 pm.

Un editorialista deportivo de la época lo describió así: “Nadie en el Monterrey tiene esa hambre de gol. Ni nadie tampoco se juega el físico en cada lance como este rematador del área”. A continuación, la historia de Miguel Ángel Torres.

La temporada 1980-81 marcó el comienzo de una nueva década y también fue el inicio de una nueva era en la historia del Club.

Tras la conclusión de la temporada 1979-80, el Club de Futbol Monterrey decidió regresar a su vieja casa, el Estadio Tecnológico, tras siete años y medio de haber jugado en el Universitario.

También, una nueva directiva se hizo cargo del Club a partir de esa temporada, arropada por Grupo Protexa.

Los nuevos dirigentes apostaron por renovar y reforzar el plantel. La primera decisión fue traer a un nuevo director técnico: el argentino Pedro Dellacha.

En el verano de 1980, y tras la solicitud hecha por Dellacha, Fernando Arredondo viajó a Buenos Aires para cerrar la contratación de Miguel Ángel Torres, quien jugaba para el club San Lorenzo de Almagro.

Torres nació en Chivilcoy, Buenos Aires, Argentina, el 19 de julio de 1954.

Destacó por ser un delantero corpulento, con mucha habilidad para retener el balón y burlar rivales en el área rival, por lo que recibió el apodo de “El Tanque”.


Gracias a su habilidad para driblar dentro del área rival, Miguel Ángel Torres recibió el apodo de "El Tanque".

Su contratación fue un gran logro, pues desde el inicio de la temporada 1980-81 y hasta el final de la 1983-84 se convirtió en el mayor referente ofensivo de los Rayados.

En la temporada 1980-81, el Club también se reforzó con otros elementos, entre ellos el regiomontano Roberto Gómez Junco, el peruano Ernesto “El Chino” Labarthe y dos argentinos más: el defensa Carlos Alberto Mazzoni y el volante Arsenio Julio Ribeca.

A mitad de campaña, Labarthe dejó nuestro equipo y en su lugar llegó otro argentino: Víctor Hugo Arroyo.

Ribeca, Arroyo y Torres formaron un tridente letal que enamoró a la Afición Rayada.

El debut oficial de Miguel Ángel Torres con el Monterrey ocurrió el 20 de septiembre de 1980, en la Jornada 1 de la temporada 1980-81, en un partido en contra de los Leones Negros de la UdG que marcó, además, el retorno oficial de Rayados al Tecnológico.

El resultado final fue de empate a uno. La anotación Rayada lo hizo el también debutante Ernesto Labarthe.

No tardó mucho en llegar el primer gol del “Tanque” Torres. En la siguiente jornada, los Rayados visitaron a los Tecos en el Estadio Tres de Marzo y marcó el único gol albiazul en la derrota de 3-1.


Miguel Ángel Torres festeja un gol en un duelo en donde Rayados enfrentó al Necaxa.

Ese día inició su historia goleadora con la camiseta del Monterrey. En su primera temporada, Torres anotó 17 goles y se convirtió en el máximo romperredes del equipo en esa campaña.

Además, en esta temporada que marcó su debut, logró dos hat-tricks: el primero lo logró en el Nou Camp para vencer al León en su propio estadio, el 30 de noviembre de 1980, y el segundo en el Tecnológico, el 21 de febrero de 1981, partido en el que los Rayados vencieron 3-2 al Puebla.

Las siguientes temporadas fueron años difíciles para el Monterrey y eso se reflejó en la baja producción goleadora, no solo de Torres, sino de todo el equipo.

En la temporada 1981-82, marcó siete goles; mientras que en la 1982-83 realizó seis anotaciones.

En esa temporada, Rayados tuvo una muy mala campaña, que casi le cuesta tener que jugar la liguilla por el no descenso.

Sin embargo, para la temporada 1983-84 el equipo resurgió de la mano del técnico uruguayo Roberto Matosas.

El futbol más ofensivo que desplegó el equipo también impactó la producción ofensiva del “Tanque”, quien hizo 13 goles ese año futbolístico.

En total, Miguel Ángel Torres anotó 43 goles con la camiseta del Monterrey entre septiembre de 1980 y mayo de 1984. Todos ellos de liga, ya que, en aquellos años el torneo de Copa no se realizó. En ese periodo, Torres fue el jugador Rayado que más goles anotó.

Más allá de la importante cantidad de goles, al “Tanque” se le recuerda por su manera tan particular de jugar y de definir frente a la portería.

No le gustaban los goles fáciles: Torres prefería encarar y burlar a uno o varios rivales, aunque en ocasiones eso implicara perder oportunidades claras de gol.


Miguel Ángel Torres (el último en la fila inferior) con el plantel de Rayados en 1980.

Su juego vistoso y alegre le permitió lograr una conexión con la tribuna casi de inmediato.

Fue un jugador muy carismático que en más de una ocasión fue vitoreado y cargado en hombres por la afición en el estacionamiento del estadio.

Aunque a Torres le tocaron años difíciles para el Club, él protagonizó tardes memorables que contribuyeron a fortalecer el romance entre la afición albiazul y el Club de Futbol Monterrey.

Actualmente, Torres se desempeña como director técnico en divisiones inferiores en su natal Chivilcoy, Argentina.

En 2015 asistió a la inauguración del Estadio BBVA, y estamos seguros que recuerda con gran cariño a la Afición Rayada.

¡Gracias, Miguel Ángel Torres, por ser parte de nuestra Historia Rayada!

 

Alberto Barrera-Enderle

  1. Banner 173
  2. Banner 5
  3. Banner 142