Logo Logo small

Logo Logo Small

  1. Youtbe
  2. Instagram
  3. Twitter
  4. Facebook
Cortesía

EN 1963, RAYADOS VENCIÓ 3-0 AL LEÓN Y LIGÓ 8 TRIUNFOS SEGUIDOS

05 de Agosto de 2022. 7:42 pm.

La década de los años sesenta no solo fue una de las más revolucionarias social y culturalmente en el siglo XX, sino que también fue el decenio en el que los Rayados se consolidaron como un equipo de Primera División, tras haber sufrido en para mantenerse a flote en los 50.

En las primeras dos campañas de los años sesenta, el Monterrey se mantuvo con dificultad en el máximo circuito.

Tras sufrir en esos dos años, el Club inició una sensible mejoría en todos sus rubros, comenzando por el administrativo.

A finales de 1961, la Directiva que había tomado las riendas del Club en 1959 comenzó a tener más holgura y comenzó a reforzar de mejor manera al plantel. La llegada del prestigioso técnico uruguayo Roberto Scarone fue el primer paso.

Scarone había sido el técnico de Uruguay en el mundial de 1962 y, tras ello, llegó a La Pandilla para cambiarle la cara al Equipo.


Roberto Scarone fue director técnico de los Rayados de Monterrey.

En 1962-1963, la primera con el uruguayo en el banquillo, Rayados terminó por primera vez en el quinto puesto.

El panorama lucía aún más optimista para la temporada 1963-1964, gracias a la continuidad de Scarone y a la llegada de refuerzos importantes como el argentino Dante Juárez, el brasileño Javán Marinho y el mundialista mexicano Ignacio “Gallo” Jáuregui.

El Monterrey fue, por primera vez, considerado por la prensa especializada entre los candidatos al título y el equipo no defraudó: fue protagonista todo el torneo y terminó en tercer lugar general, muy cerca de la gloria del título, que se decidía por posición en la tabla.

A pesar de no lograr el campeonato, la temporada 1963-1964 estuvo llena de grandes momentos para el Monterrey y su fiel Afición.

Esa campaña ha sido una de las mejores en cuanto al rendimiento del equipo y podríamos incluso afirmar que aquella edición de Rayados está entre las diez mejores de la historia.


El plantel de los Rayados de Monterrey en 1963.

El dato que mejor respalda esta afirmación es que en esa temporada, La Pandilla —como se le comenzó a llamar meses antes— ligó ocho triunfos de Liga de manera consecutiva, un récord que casi sesenta años después sigue vigente.

La racha de paritdos ganados comenzó en Irapuato el 11 de agosto de 1963, cuando el Monterrey se impuso 3-2 sobre la “Trinca Fresera” con anotaciones de Salvador Vargas, Dante Juárez y Raúl Chávez.

Ese partido correspondió a la jornada 7. En la siguiente fecha, Rayados ofreció uno de sus mejores partidos en los años sesenta al golear 4-0 al “Campeonísimo” Guadalajara en el Estadio Tecnológico.

En la jornada 9, también disputada en el “Tec”, los Rayados vencieron 3-1 al Atlante, mientras que en la fecha 10 viajaron a Guadalajara para vencer por la mínima diferencia al Nacional.


El delantero “Humaitá” brilló en el partido.

En la fecha 11, de vuelta en Casa, La Pandilla doblegó 2-1 al Oro y en la jornada 12 fue a la capital del país para vencer 2-1 al Necaxa.

En la jornada 13, el Tecnológico presenció un partidazo de ida y vuelta, en el que finalmente el Monterrey venció 4-3 al Toluca para cerrar así la primera vuelta del torneo.

Recordemos que en aquel entonces la liga constaba solo de 14 equipos y el torneo era de 26 fechas por lo que al final de la primera vuelta, La Pandilla era el líder general.

Para iniciar la segunda mitad del torneo, el Monterrey recibiría en el Tecnológico al León en partido correspondiente a la fecha 14.

Tras los triunfos seguidos sobre Irapuato, Guadalajara, Atlante, Nacional, Oro, Necaxa y Toluca, los Rayados ahora tendrían que enfrentar al poderoso León que contaba en la portería con la leyenda de Antonio “La Tota” Carbajal.

La mala noticia para la afición rayada y para Scarone fue enterarse que el astro de la media cancha, Claudio Lostaunau, no pudo entrenar entre semana y quedó descartado por lesión para el choque frente a los del Bajío.


Dante Juárez anotó el segundo gol para el Monterrey.

La esperada cita entre Rayados y Panzas Verdes se pactó para el sábado 12 de octubre de 1963, a las 20:45 horas, en el Estadio Tecnológico.

Ante la ausencia de Lostaunau, el joven Guadalupe Piña era la primera opción para sustituir al peruano, pero al final Scarone no arriesgó y decidió apostar por la experiencia de Ignacio Jáuregui y pasarlo de la lateral izquierda al medio campo y enviar a Humberto Terrón a la lateral izquierda.

Roberto Scarone envió el siguiente once: Pablo Guerrero; Jesús Mercado, Jorge Molina y Humberto Terrón; Ángel Lama, Ignacio Jáuregui y Alfredo Hernández; Salvador Vargas, Dante Juárez, Newton Lourenço Nascimento “Humaitá” y Raúl Chávez de la Rosa.

El trámite del partido fue por demás extraño. El León tuvo gran dominio del medio campo. Sin embargo, sus llegadas fueron casi siempre tibias e ineficientes para superar a la bien plantada defensiva rayada.

Mercado y Terrón por las laterales fueron prácticamente insuperables. En el centro, el “Jarocho” Molina fue constantemente ayudado por Lama para extinguir toda amenaza.

De hecho, el portero rayado, Pablo Guerrero, solo tuvo que intervenir a fondo en un par de ocasiones en las que salió bien librado.


El portero Pablo Guerrero tuvo una tarde tranquila.

Sin embargo, fueron los Rayados quienes anotaron los goles y crearon múltiples jugadas de peligro con base en los contragolpes bien conducidos a gran velocidad por los extremos Salvador Vargas y Raúl Chávez.

El primer gol fue llegó en un gran contragolpe que inició en el minuto 15 cuando Molina cortó un avance del León, cedió largo para Chávez.

El extremo izquierdo rayado avanzó a gran velocidad y envió un centro largo para Dante Juárez.

El “morocho” argentino prolongó para la llegada de “Humaitá” que de manera inteligente bombeó sobre la salida de Carbajal y poner el 1-0 que desató la fiesta en la tribuna.

Antonio Carbajal, entonces todavía apodado “Cuatro Mundiales” tuvo una noche larga deteniendo gran cantidad de disparos de los delanteros albiazules.

El segundo gol rayado llegó hasta el minuto 53. Raúl Chávez volvió a hacer de las suyas por la izquierda, tras dejar la marca de un defensor sirvió el balón al corazón del área.

Raúl Chávez firmó el 3-0 definitivo.

Humaitá, con gran finta, dejó pasar la redonda para la llegada de Juárez que, sin piedad, fusiló de pierna derecha para poner el 2-0.

Cinco minutos después, Raúl Chávez cerró su gran noche al cobrar con disparo raso un tiro libre que dejó petrificado a Carbajal para poner el 3-0 y redondear una noche de fiesta para la afición albiazul.

Aunque la hinchada ahogó el cuarto grito de gol gracias a las oportunas atajadas de Carbajal, al final salieron del estadio felices por el contundente triunfo de 3-0 sobre los Esmeraldas del León.

Gracias a ello, los Rayados se mantuvieron una semana más en el liderato general y ligaron ocho partidos ganados de manera consecutiva, récord que hoy sigue vigente.

Alberto Barrera-Enderle

  1. Banner 173
  2. Banner 5
  3. Banner 142