Logo Logo small

Logo Logo Small

  1. Youtbe
  2. Instagram
  3. Twitter
  4. Facebook
Cortesía

EN 1976, RAYADOS ANOTÓ EL GOL MÁS RÁPIDO EN LA HISTORIA DEL UNIVERSITARIO Y VENCIÓ 2-1 AL ATLÉTICO POTOSINO

06 de Mayo de 2022. 6:26 pm.

Tras el final de la larga y memorable era de Ignacio “El Gallo” Jáuregui al frente de los Rayados de Monterrey, en la temporada 1975-1976 inició la era del prestigioso técnico chileno Fernando Riera como técnico de La Pandilla. Riera llegó a la ciudad cuando el torneo había comenzado, por lo que se hizo cargo del equipo a partir de la jornada 4.

Al final de la jornada 9, los Rayados marchaban en el cuarto lugar general con 11 puntos, producto de tres partidos ganados, cinco empatados y solo uno perdido. El Monterrey estaba ubicado en el Grupo 2, el cual lideraba solo gracias a mejor diferencia de goles.


Plantel de los Rayados de Monterrey en la Temporada 1975-1976.

Los Tigres, el rival de la ciudad, eran el equipo que seguía de cerca a los Rayados. En la jornada 10, los felinos visitaron al Atlante y rescataron un punto para colocarse momentáneamente en el liderato del grupo. Sin embargo, los Rayados tendrían la oportunidad de recuperar el liderato de grupo al día siguiente cuando recibieran al Atlético Potosino.

Cabe recordar que, a partir de la segunda mitad de la temporada 1972-1973 y hasta finales de la temporada 1979-1980, los Rayados de Monterrey jugaron como locales en el Estadio Universitario. 

La cita para el partido entre Rayados y los Cachorros fue pactada para el sábado 3 de enero de 1976 a las 17:00 horas en el Estadio Universitario. La ciudad de Monterrey amaneció ese sábado con una temperatura inferior a los cero grados y para la hora del partido, el termómetro apenas marcó 2 grados Celsius.

El 30 de diciembre de 1975, cuatro días antes de este partido, los Rayados tuvieron que viajar a Veracruz para disputar 13 minutos de juego que quedaron pendientes del partido de la jornada 4.


Fernando Riera fue el primer chileno en dirigir a Rayados.

Iniciado el 23 de noviembre de 1975, el encuentro entre Tiburones y Rayados se suspendió en el minuto 87 tras el gol del Veracruz.

Los jugadores del Monterrey alegaban un claro fuera de lugar y mientras algunos discutían con la terna arbitral, una botella enviada desde las gradas terminó descalabrando a un abanderado.

El árbitro suspendió el partido, pero después la Liga informó que se jugarían los 3 minutos restantes más 10 de compensación por el tiempo que se perdió.

Esos minutos se jugaron el 30 de diciembre y Rayados no logró revertir el marcador adverso y, peor aún, perdieron al brasileño Milton Carlos, delantero estrella que salió con un esguince de tobillo y una fractura de tabique.

Sin Milton disponible, Riera envió a la cancha la siguiente alineación: Trinidad Caballero; José Sánchez, Guarací Barbosa, Leonardo Álvarez y Carlos de Luna; Juan González, Rogelio Valadez y Francisco Solís; Luis Montoya, Jose Luis Saldívar y Rubén Romeo Corbo.

En cuanto el árbitro Marco Antonio Dorantes indicó el inicio de las hostilidades, Rayados armó su primera jugada por la banda izquierda.

El lateral izquierdo rayado, Carlos de Luna, habilitó a Corbo, el Pato llegó a línea de fondo y envió un centro al corazón del área que José Luis “El Güero” Saldívar prendió de primera intención para vencer al portero Palacios del Potosino. ¡Gol del Monterrey apenas a los 13 segundos de juego!

Sí, el gol más rápido registrado en la historia del Estadio Universitario y lo hizo Saldívar, sí, el joven que recibió la oportunidad de suplir al lesionado Milton Carlos.


José Luis “El Güero” Saldívar es hasta el día de hoy el anotador del gol más rápido en la historia del Estadio Universitario.

En los siguientes veinte minutos el Monterrey falló, en los pies de Corbo y de Montoya, otras dos opciones claras de gol.

El frío parecía tener dormidos a los jugadores potosinos, quienes tardaron varios minutos en meterse al partido.

Tras ello, comenzaron a cerrarle los espacios a los Rayados y a disputar el balón en cada palmo de la cancha.

Las cosas comenzaron a nivelarse cuando, en el minuto 33, Corbo tuvo que abandonar la cancha al sufrir un desgarro (probablemente provocado por el intenso frío). En su lugar ingresó Miguel Ángel “Kamamoto” Jiménez.


Miguel Ángel “Kamamoto” Jiménez sustituyó a Rubén Romeo Corbo.

Con la ventaja mínima a favor de los locales, los equipos se fueron a descansar. Para el complemento, la fórmula del partido cambió: ahora eran los dos equipos los que atacaban y se enfrascaron en una fuerte lucha.

El uruguayo Nery Castillo, de Atlético Potosinos, estrelló una en el travesaño cuando Trini Caballero ya estaba vencido, dejando escapar el empate parcial.

Los elementos ofensivos rayados parecían haber perdido la brújula para elaborar jugadas de peligro. Riera otorgó entonces mayores libertades a Pepe Sánchez y Guarací Barbosa para adelantar filas. La estrategia funcionó.


Rubén Romeo Corbo y Luis “Huesos” Montoya.

En el minuto 70, Luis Montoya entró al área y fusiló al portero Palacios. Sin embargo, el árbitro lo anuló porque José Luis Saldívar estaba adelantado. Aunque Saldívar ni tocó ni participó en la jugada, el silbante indicó fuera de lugar.

El criterio de hoy en día de que si un jugador en fuera de lugar no participa se valida la acción de gol no era utilizado en aquellos años. Hoy hubiera sido un gol perfectamente válido, pero en aquel entonces no.


Luis Montoya anotó un gol que fue anulado.

Pero el Monterrey no se dio por vencido y siguió buscando el gol y tan solo nueve minutos después, Montoya volvió a hacer de las suyas por la banda derecha y habilitó a Paco Solís que de derecha resolvió para poner el 2-0.

En el minuto 86, Riera reforzó el medio campo enviando a José Luis Mendoza en sustitución de Rogelio Valadez, quien había tenido un desgaste considerable subiendo y bajando todo el partido.


Rubén Romeo Corbo festejó el gol de José Luis Saldívar.

Un minuto después, Marco Antonio Dorantes se puso exigente y marcó como falta dentro del área un balón recuperado por Pepe Sánchez. El penal lo convirtió Nelson Hernández para que el marcador terminara 2-1.

Los últimos minutos se vivieron de manera angustiosa. Además, en el último minuto el árbitro le mostró una segunda amarilla a Juan González, quien tuvo que dejar el campo de juego.

A pesar de ello, La Pandilla conservó la ventaja y se llevó los dos puntos por el triunfo y recuperó rápidamente el liderato del Grupo 2.

Además, Saldívar tuvo el honor de anotar ese gol apenas a los 13 segundos, el más rápido visto en el Universitario.

Alberto Barrera-Enderle

  1. Banner 173
  2. Banner 5
  3. Banner 142