Logo Logo small

Logo Logo Small

  1. Youtbe
  2. Instagram
  3. Twitter
  4. Facebook
Cortesía

EN 1972, RAYADOS CORTÓ UNA RACHA DE 17 PARTIDOS SIN PERDER DEL JALISCO

01 de Mayo de 2022. 4:35 pm.

La temporada 1971-1972 ha sido una de las más recordadas por la Afición Rayada al quedarse nuestro equipo muy cerca de acceder a su primera Final de Liga.

Aunque el objetivo del título no se consiguió, a lo largo de esa temporada ocurrieron momentos y partidos inolvidables que han quedado grabados en la memoria colectiva de los hinchas albiazules.


Francisco Avilán, Jose Luis “Gorras” Guerrero, Alfredo “El Alacrán” Jimenez y Ubirajara Chagas.

El famoso triunfo de 3-0 sobre un Cruz Azul que marchaba con 16 partidos sin perder en un eufórico Estadio Tecnológico con las tribunas totalmente abarrotadas es un ejemplo de lo anterior.

El 29 de abril de 1972, hace medio siglo, tuvo lugar otro partido memorable cuando La Pandilla del Monterrey doblegó 4-3 al sorprendente Jalisco.


Ignacio “Gallo” Jáuregui, director técnico de los Rayados de Monterrey.

El cuadro tapatío, que tomó la estafeta histórica del legendario Club Oro en 1970 y cambió su nombre por el de Club Social y Deportivo Jalisco, llegó a la cita frente a los Rayados motivado en extremo.

Los llamados “Azucareros” o “Arlequines” sumaban 17 partidos sin perder y ocupaban el tercer lugar general con 34 puntos, solo detrás de Cruz Azul y América.


El mediocampista José “Dumbo” Rodríguez dio un gran partido.

La mala fortuna de los tapatíos los había puesto en el mismo grupo que los dos cuadros capitalinos líderes. Por ello, y con el fin de meterse a la liguilla, el Jalisco tenía que ampliar su racha sin derrotas cuando le tocó visitar al Monterrey en el partido correspondiente a la jornada 27.

Además, el Club Jalisco llegaba a su cita en plan arrollador con un promedio superior a los tres goles por partido en sus últimos cinco compromisos.

La jornada anterior a su visita a Monterrey, los Azucareros habían derrotado al América 4-3 en el Jalisco y con esa motivación viajaron a la Sultana del Norte.

El Monterrey, por su parte, se encontraba en primer lugar del Grupo 2 y en cuarto lugar de la tabla general con 30 unidades.

Sin embargo, los Rayados pasaban por un bache deportivo: en sus últimos tres partidos habían perdido dos y empatado uno, con tan solo un gol anotado por seis recibidos.

Por si fuera poco, en el último partido, el portero Javier Quintero fue suspendido dos encuentros por reclamar airadamente al árbitro al final del encuentro en el que los Rayados perdieron ante Atlante.


Milo Cruz tuvo un buen accionar.

Sin poder contar con el arquero titular y con un paso que comenzaba a generar dudas, se prepararon para recibir a un enrachado Jalisco.

Sin emarbo, los Rayados eran el único equipo que no conocía la derrota como local en toda la temporada.

Todo ello generó gran expectación en la afición que se volcó sobre las taquillas para comprar su boleto y acompañar al Monterrey en su partido del sábado por la noche ante el Jalisco.

El técnico rayado, Ignacio “Gallo” Jáuregui, envió la siguiente alineación inicial: Jorge Romero; Magdaleno Cano, Guarací Barbosa, Daniel Ernesto Musante y Vicente Álvarez; José “Dumbo” Rodríguez, Sergio Chagas y Ubirajara Chagas “Bira”; Francisco Avilán, José Luis “Gorras” Guerrero y Emilio Cruz.


Los primos Ubirajara Chagas y Sergio Chagas anotaron cada uno un gol.

Desde el inicio del partido, ambas escuadras comenzaron a atacar sin temor a dejar espacios, lo que redituó en beneficio del espectador que gozó en serio con este encuentro.

Antes del minuto 10, el portero jalisciense salvó un par de oportunidades claras de gol al detener los remates del “Gorras” Guerrero y de Milo Cruz. Sin embargo, el marcador lo abrió el cuadro visitante.

En el minuto 21 del primer tiempo, el argentino Marcos Norberto Conigliaro filtró un balón espectacular para Joel Andrade, quien de pierna derecha sacó un potente cañonazo desde la entrada del área. Romero alcanzó a rozar el balón, pero su lance fue infructuoso.


“Teniendo un gran respeto a los rivales”: Jose Luis “Gorras” Guerrero (izq.) posa junto a un jugador del Toluca.

El gol tapatío solo picó el orgullo albiazul que, tan solo siete minutos después, anotó el gol del empate.

Francisco Avilán, quien ya llevaba tres desbordes peligrosos por la banda derecha, logró una vez más burlar a sus marcadores Serrano y Aceves, para enviar un centro al corazón del área.

El “Gorras” Guerrero no alcanza el centro de Avilán, pero sí lo hizo Ubirajara Chagas, quien remató potente de cabeza para emparejar los cartones.

Los equipos se fueron al descanso con la igualdad a uno. Cada técnico visualizó los aspectos a mejorar. El técnico del Jalisco realizó un cambio al medio tiempo. El resultado de este cambio se reflejó casi de inmediato.


Guarací Barbosa da Silva, talentoso jugador del Monterrey.

Al minuto 50, tras gran pase del “Flaco” José Luis Martínez, Héctor González definió con clase bombeando sobre la salida de Romero para regresarle la ventaja al conjunto visitante.

Tras el gol, el Jalisco comenzó a intentar “dormir” un poco el balón, pero el Monterrey empujó con todo.

En el minuto 63, Avilán es detenido con una falta por la banda derecha. Previo al cobro del tiro libre y aprovechando que los médicos atendían a un jugador tapatío y el partido se detuvo unos minutos. Jáuregui envió a la cancha a su goleador Alfredo “Alacrán” Jiménez en lugar de Milo Cruz.

Tras la reincorporación del jugador tapatío, el árbitro reanudó el partido. Sergio Chagas, primo de “Bira” cobró la falta. Su centro fue a segundo poste, donde el “Alacrán” se elevó para rematar fuerte y anotar el 2-2 en el primer balón que tocaba.

La alegría de la tribuna fue indescriptible y el equipo se lanzó decidido a buscar ahora el gol de la ventaja.


Sergio Chagas anotó el gol que le dio por primera vez la ventaja al Monterrey en ese partido.

Un solo minuto había transcurrido tras el gol del “Alacrán” cuando Avilán realizó una “faena” por su banda llevándose a tres defensores.

Al llegar a línea de fondo, el “Potrillo”, envió un centro retrasado que Sergio Chagas prendió de derecha y de primera para anotar un golazo y adelantar, por primera vez en el partido, al Monterrey.

Con el 3-2 parcial, el Tecnológico vibró, pero aún faltaba historia por escribir.

Necesitados por el marcador, el Jalisco se lanzó al frente. El Monterrey parecía controlarlos hasta que en el minuto 74, Martínez cobró un tiro de esquina que fue “cazado” por Javier Valdivia “El Cabo”, quien puso el 3-3 de cabeza para arruinar momentáneamente la fiesta en el Tecnológico.

Sin embargo, La Pandilla no se iba a conformar con el empate. Los rivales de grupo y de la tabla estaban pisándole los talones a los Rayados, por lo que el cuadro albiazul buscó de nuevo ponerse al frente y cuatro minutos después lo consiguió.


Francisco Avilán se convertiría en una gran ídolo Rayado.

La jugada la inició el recién ingresado Alberto Guerra, quien había sustituido a Ubirajara Chagas en el minuto 76. Guerra robó un balón en la salida del Jalisco y envió un balón largo para “El Alacrán” Jiménez.

El delantero logró llevarse por velocidad al experimentado “Halcón” Peña y cedió para la entrada de Guerrero.

El famoso “Gorras” Guerrero eludió a un rival en la entrada del área y sacó un disparo de zurda para poner el balón en el ángulo, dejando sin oportunidad al arquero Mendoza y poner así el 4-3 definitivo en un partido de locura.

La alegría de la afición rayada fue indescriptible. Las emociones continuaron en ambas porterías hasta el final del partido. Finalmente, el nazareno Abel Aguilar indicó el cese de las acciones.

Rayados venció al Jalisco y acabó con su larga racha de juegos sin perder. Al igual que semanas antes cuando Cruz Azul dejó su racha de 16 encuentros sin conocer la derrota, ahora tocó el turno al Jalisco.

Ambos equipos tuvieron su caída en el Estadio Tecnológico ante unos poderosos Rayados que se consolidaban como serios aspirantes al Título.

Alberto Barrera-Enderle

  1. Banner 173
  2. Banner 5
  3. Banner 142