Logo Logo small

Logo Logo Small

  1. Youtbe
  2. Instagram
  3. Twitter
  4. Facebook
Cortesía

EL MONTERREY VENCIÓ 2-1 AL NECAXA DE VISITANTE Y SE COLOCÓ EN EL SUBLIDERATO GENERAL EN 1991

19 de Febrero de 2021. 2:28 pm.

La temporada 1990-91 fue una especie de revancha para el equipo Monterrey y su directiva. Una temporada antes, la 1989-90, la directiva que se hizo cargo del equipo tras la salida de Grupo Protexa, reformó y reforzó al plantel que terminó en cuarto lugar general, pero que increíblemente se quedó fuera de la liguilla debido al sistema de competencia.

Para la temporada 1990-91, el nuevo presidente del equipo, Jesús Elizondo, con el respaldo de Grupo Abaco, fortaleció aún más al plantel que lucía cargado de figuras nacionales y extranjeras en todas sus líneas. Tras un inicio titubeante, el equipo tomó ritmo y empezó a ganar partidos semana a semana.

En aquel entonces, la temporada constaba de 38 jornadas con una breve pausa a la en la mitad del torneo. A falta de la última jornada de esa primera mitad, los Rayados se encontraban instalados en la segunda posición general con 25 unidades, producto de 10 triunfos, cinco empates y solo tres derrotas. Con esto, lideraban el grupo 4, pero sus competidores estaban cerca, por lo que el Monterrey no podía darse el lujo de dejar ir puntos en el camino.

El domingo 27 de enero de 1991, Rayados enfrentó al Necaxa en su entonces casa: el Estadio Azteca en el partido de la jornada 19. La altura y el sol de mediodía en la capital del país han sido siempre obstáculos difíciles de sortear para el equipo decano del norte del país.


Pedro García dirigió a los Rayados en la Temporada 1990-1991.

El técnico chileno Pedro García eligió el siguiente once para iniciar el partido: Gustavo Adolfo Moriconi; Antonio González, Félix Cruz Barbosa, Armando Manzo y Guillermo Muñoz; Alejandro Hisis, Alberto García y Manuel Negrete; Mario de Souza Mota “Bahía”, Carlos Hermosillo y Francisco Javier “El Abuelo” Cruz.


Rayados y Necaxa ofrecieron un gran partido en el Estadio Azteca.

Fiel a su estilo, aquel Monterrey salió a proponer desde el arranque. A los ocho minutos, el chileno Hisis sacó un zurdazo que estremeció el travesaño de la portería custodiada por Nicolás Navarro. Minutos más tarde, el “Abuelo” Cruz dejó ir otra oportunidad clara al ser habilitado dentro del área, pero envió su disparo apenas a un lado del poste derecho.

En el minuto 32, el Necaxa tuvo su primera oportunidad de gol cuando Ricardo Peláez, solo, remató de cabeza enviando el balón unos centímetros encima de la cabaña custodiada por Moriconi.

Tres minutos después, los Rayados respondieron. Negrete le puso un pase magistral a Bahía, quien entró solo al área. Navarro no se tragó la finta y logró desviar el remate del ariete brasileño.


Alberto “Guamerú” García dio un gran partido.

El Necaxa tuvo su mejor oportunidad de la primera parte a los 41 minutos, cuando Ignacio Ambriz tomó adelantado a Moriconi y envió un disparo de larga distancia que se estrelló en el larguero.

El primer tiempo tuvo grandes emociones, pero el gol no llegó. El árbitro central Alfredo Gasso Pérez indicó la reanudación de las actividades y de inmediato el Necaxa abrió el marcador por conducto de Gerardo Esquivel quien tomó un mal rechace de la defensa rayada para bombear sobre Moriconi. El gol necaxista parecía injusto para un Monterrey que había sido mejor desde el inicio.

La tropa de Pedro García no se amilanó y minutos después no solo empató, sino que logró darle la vuelta al marcador. En el minuto 50, Alberto “Guamerú” García cobró un tiro de esquina, Negrete intentó rematar de chilena pero no le dio de lleno al balón. Sin embargo, le salió un pase corto para Carlos Hermosillo. El “Grandote de Cerro Azul” reaccionó antes que los defensores y, de pierna izquierda, remató para vencer a Navarro y emparejar el marcador.


Carlos Hermosillo anotó el primer gol rayado en ese partido.

El gol de Hermosillo motivó aún más al Monterrey y cuatro minutos después, Bahía anotó el segundo gol que a la postre sería definitivo. Alberto “Guamerú” García llegó a línea de fondo y envió un pase en diagonal retrasada donde apareció Bahía, quien de pierna derecha —cosa rara en él— empalmó para poner el 1-2 definitivo. En cuatro minutos, la dupla goleadora del Monterrey conformada por Bahía y Hermosillo le daba el triunfo a los Rayados.


Mario de Souza Mota “Bahía” anotó el 2-1 definitivo.

En el resto del partido, el Necaxa intentó resucitar, pero el Monterrey mantuvo siempre el asedio sobre la meta contraria. Pedro García no se tiró atrás y, en cambio, decidió refrescar su ataque para poder armar contragolpes a toda velocidad. En el minuto 73, Héctor Becerra sustituyó a su compadre “Abuelo” Cruz y doce minutos después, Missael Espinoza lo hizo en lugar de Bahía. Dos cambios de gran calidad que impidieron al Necaxa poder lanzarse al frente sin preocupaciones.


Missael Espinoza entró de cambio para seguir atacando al rival.

El árbitro indicó el final del partido y el equipo de Pedro García se traía los dos puntos de la capital del país. La ausencia por lesión de Germán Martellotto no pesó en el funcionamiento del equipo y los Rayados cerraron la primera vuelta de la temporada consolidados en el subliderato general y en el primer lugar de su grupo. La Aplanadora estaba en plena marcha.

Alberto Barrera-Enderle

  1. Banner 173
  2. Banner 5
  3. Banner 142