Logo Logo small

Logo Logo Small

  1. Youtbe
  2. Instagram
  3. Twitter
  4. Facebook
Ángel Chávez Córdova

MIGUEL ÁNGEL “TANQUE” TORRES REAPARECIÓ CON UN “HAT-TRICK” ANTE PUEBLA

01 de Septiembre de 2020. 3:36 pm.

En su primera temporada con el Monterrey (1980-81), Miguel Ángel Torres tuvo una participación destacada, especialmente en la primera mitad.

En la jornada 6, por ejemplo, disputada el 30 de noviembre de 1980, el famoso “Tanque” le anotó tres goles al León en el Nou Camp.

Lamentablemente, luego de un partido ante América en el Tecnológico, Torres se lesionó

A pesar de ello, el técnico Pedro Dellacha lo alineó a la semana siguiente en la que Monterrey empató de visita ante Cruz Azul.


Pedro Dellacha fue el director técnico de los Rayados.

Para entonces, el dolor no mermaba en la pierna de Torres, por lo que el cuerpo médico recetó darle descanso.

Miguel Ángel Torres se perdería los siguientes dos compromisos: el de la jornada 16 en la que Rayados venció 1-0 al hoy desaparecido Atletas Campesinos con gol del José Luis “Correcaminos” Martínez; y el de la 17, en la que Monterrey perdió inmerecidamente 2-1 ante los Coyotes del Neza en Texcoco.

En ese partido, el gol rayado fue obra de Ricardo Mendoza. Casi al final del encuentro, Alberto Cardaccio había empatado para Monterrey, pero el árbitro señaló un fuera de lugar inexistente y “La Pandilla” regresó del Estado de México con la derrota.


Alberto Cardaccio destacó con los Rayados durante los 80.

La ausencia de Torres en ambos encuentros fue sensible. El Monterrey generó opciones de gol, pero al no tener un referente de área tuvieron complicaciones para anotar.

Previo a la jornada 18, “La Pandilla” contaba con 18 unidades y se colocaba a tan solo dos del líder de su grupo, el Atlético Español.

El rival en turno para el Monterrey era el complicado Puebla, un equipo que contaba con un plantel de mucho respeto y en el que sobresalían figuras como el brasileño Muricy Ramalho y los españoles José Martínez “Pirri” (quien fuera figura del Real Madrid) y Juan Manuel Asensi (un referente del Barcelona de los setenta).

El Puebla era digirido por el brasileño Dino Sani, quien en su época de jugador fue campeón del mundo con Brasil en Suecia 1958.

El partido ante Puebla se disputó el sábado 21 de febrero de 1981 y la participación de Miguel Ángel Torres estuvo en duda hasta ese mismo sábado por la mañana.

Finalmente, Dellacha fue notificado por el cuerpo médico y por el mismo Torres que podía jugar.

Pedro Dellacha envió entonces la siguiente alineación: Gregorio Cortés; Magdaleno Cano, Carlos Alberto Mazzoni, Everardo Rodríguez Plata y Mario Gutiérrez; Alberto Cardaccio, Roberto Gómez Junco y Arsenio Julio Ribeca; José Luis Martínez, Miguel Ángel Torres y Javier Loya.


Plantel del Monterrey en la temporada 1980-1981.

El árbitro Domingo de la Mora dio inicio al partido ante un Estadio Tecnológico lleno casi en su totalidad. Ambos equipos salieron a ofender al rival lo que produjo un partido de emociones constante y de mucha tarea para los porteros “Goyo” Cortés del Monterrey y Moisés Camacho del Puebla.

Apenas habían transcurrido nueve minutos cuando el equipo de casa se puso al frente en un contragolpe veloz entre Arsenio Julio Ribeca y Javier Loya. Este último envió un pase largo y con ventaja para Torres, quien se plantó solo frente a Camacho para definir con un toque suave y de zurda ante la salida del portero y abrir el marcador.

La respuesta del Puebla no se hizo esperar y, seis minutos después, “Pirri” empató al rematar de cabeza un tiro de esquina cobrado por Muricy Ramalho. El resto del primer tiempo continuó al mismo ritmo, con dos equipos buscando el triunfo.

Cinco minutos antes del final, el árbitro señaló una falta a favor del Monterrey. El defensa argentino Carlos Alberto Mazzoni, poseedor de un gran cañón, cobró la falta con un fuerte disparo que el portero Camacho soltó. Como buen cazador, Miguel Ángel Torres, estuvo atento al error y contrarremató el balón para regresarle la ventaja a los Rayados.

El público se le rindió a Torres, quien festejó eufórico con la tribuna. En el complemento, las llegadas continuaron, pero el Monterrey no lograba rematar al Puebla.


Los Rayados durante un entrenamiento a principios de los 80.

En el minuto 68, el árbitro decretó un penal a favor del Puebla. El brasileño Manoel Ricardo Picolé lo cobró de forma correcta y puso el dos a dos, a pesar del buen lance de “Goyo” Cortés.

El público parecía desesperado pensando que el triunfo se le escaparía al Monterrey, pero tres minutos después el árbitro señaló otro penal, esta vez a favor de los locales.

Miguel Ángel Torres tomó el balón y cobró el penal. Moisés Camacho adivinó el disparo y rechazó. El rechace le cayó de frente al mismo “Tanque”, quien, de derecha, empalmó potente para poner el 3-2 definitivo.

Dellacha envió al campo a dos elementos con piernas frescas: los canteranos Francisco Romero y Rafael Castillo, queines sustituyeron a Alberto “Bocha” Cardaccio y Javier Loya.

El Puebla se lanzó con peligro sobre la cabaña de Cortés, buscando el empate. Por su parte, el Monterrey buscaba cazarlos en contragolpe.

En el último minuto, Torres armó un contragolpe, se fue solo, burló al portero y al defensa, pero su disparo salió apenas por un lado de la cabaña.

La falla no tuvo consecuencias porque segundos después Domingo de la Mora señaló el final del encuentro.

Miguel Ángel Torres regresó de su lesión para darle un triunfo importante al Monterrey con sus tres goles y su segundo “hat-trick” de la temporada. Los Rayados llegaban a 20 puntos y seguían al acecho de los Toros del Atlético Español.

Alberto Barrera-Enderle

  1. Banner 173
  2. Banner 5
  3. Banner 142