Logo Logo small

Logo Logo Small

  1. Youtbe
  2. Instagram
  3. Twitter
  4. Facebook
Cortesía

ALFREDO SÁNCHEZ: EL CAMPEÓN DE RAYADOS QUE SE CONVIRTIÓ EN ESTRELLA DE CINE

10 de Julio de 2020. 4:00 pm.

A lo largo de 75 años de historia del Club de Futbol Monterrey Rayados muchas historias han acompañado al equipo, a sus directivos, a sus seguidores y a su extensa lista de jugadores.

La historia de Alfredo Sánchez es quizá una de las más increíbles y conocidas por pocos.

Alfredo Sánchez Brell nació en Vallecas (hoy incorporado a Madrid), España el 23 de febrero de 1931.

Le tocó vivir una infancia complicada por la situación política de su país. En 1936, un golpe de estado dio inicio a una sangrienta guerra civil que duró tres años, pero cuyo legado de dolor se extendió por décadas.


Alfredo Sánchez toma un balón mientras posa con el plantel de Rayados. Foto: Cortesía.

El padre de Alfredo fue un personaje cercano a los dirigentes militares de la España republicana, por lo que en varias ocasiones se convirtió en preso político, hasta que decidió, como muchos otros españoles, exiliarse en México junto con toda su familia.

Personaje siempre inquieto, Alfredo Sánchez disfrutaba tanto del cine, como de cantar rancheras y jugar futbol.

A inicios de los años cincuenta inició su carrera profesional con los equipos de Puebla: La Concepción (de Segunda División) y el Puebla (en el máximo circuito).

A finales de 1954, el técnico de los Rayados, el también madrileño Manolo Pando, solicitó su incorporación al Club.

Alfredo Sánchez, apodado “El Madrileño”, debutó oficialmente con el Monterrey el 3 de abril de 1955 en un partido de Copa ante el entonces rival de la ciudad: “Los Camioneros” del Anáhuac.

Sánchez se desempeñaba principalmente como medio defensivo o de contención, aunque también destacaba como defensa central.

El plantel de Rayados en la temporada 1955-56. Alfredo Sánchez es el quinto de izquierda a derecha en la fila superior. Foto: Cortesía.

“El Madrileño” Sánchez se quedó para la histórica temporada 1955-56, en donde los Rayados se reforzaron en serio con la llegada de jugadores como Salvador Saucedo y los argentinos Vicente Laperuta y José Antonio “Moro” Juárez.

El equipo dirigido por Manolo Pando arrasó la competencia. Aunque “El Madrileño” no fue un titular indiscutible en este plantel, su participación fue muy importante para Pando, quien lo usaba como comodín para cubrir cualquier baja importante de los mediocampistas o defensores.

Sánchez contribuyó de esta manera a que los Rayados se coronaran campeones de la Segunda División y le dieran a la ciudad de Monterrey su primer título profesional de futbol.

La Afición regiomontana agradeció a sus héroes recibiéndolos en la estación de tren y acompañándolos al desfile por las principales calles de la ciudad.

Para la siguiente temporada, los Rayados jugaron en Primera División. Sin embargo, “El Madrileño” Sánchez cambió de aires.

En 1959, su padre murió y él decidió regresar a la tierra que lo vio nacer.

Tras un breve paso por el Rayo Vallecano en 1959-60, Alfredo Sánchez colgó los botines y se dedicó de lleno a la actuación bajo el nombre artístico de Aldo Sambrell.

Alfredo Sánchez o Aldo Sambrell se ganó rápidamente un lugar como villano o antagonista en las películas del género 'spaghetti western' (un subgénero del 'western' o cine del oeste, cuya característica principal es que fue realizado en Europa bajo directores italianos y que gozó de gran popularidad en los años sesenta y setenta).

Al exjugador de los Rayados podemos verlo actuar en cintas clásicas como “Por un puñado de dólares” (1964) o “El bueno, el malo y el feo” (1966), ambas dirigidas por el mítico Sergio Leone, protagonizadas por Clint Eastwood y musicalizadas por el recientemente fallecido Ennio Morricone.

En “Navajo Joe” (1966), dirigida por Sergio Corbucci, Aldo Sambrell tuvo un papel aún más relevante, al ser el antagonista de Burt Reynolds.


Alfredo Sáncehez, mejor conocido en el mundo del cine como Aldo Sambrell, interpreta a Mervyn 'Vee' Duncan en la película Navajo Joe. Foto: Cortesía.

Su participación cinematográfica se extendió a más de 300 películas filmadas en varios países de Europa y Estados Unidos en los que compartió cámara con otros grandes actores y actrices como Sean Connery, Alain Delon, Raquel Welch, Claudia Cardinale, Anthony Quinn, Kirk Douglas, entre muchos otros. También se dio tiempo para dirigir algunas películas.

El 10 de julio de 2010, Alfredo “Madrileño” Sánchez Brell falleció en Almería, España.

Aunque su paso por los Rayados fue breve, su contribución fue muy importante para que nuestro equipo lograra un título y ascendiera al máximo circuito.

En aquel entonces, pocos sabían el giro que la carrera de Sánchez habría de tomar. Su carrera quedará entre una de las más peculiares: de llevara Rayados a la Primera División a destacar en el cine internacional.

Alberto Barrera-Enderle

  1. Banner 70
  2. Banner 5
  3. Banner 142