Logo Logo small

Logo Logo Small

  1. Youtbe
  2. Instagram
  3. Twitter
  4. Facebook
Cortesía y Mexsport

HÉCTOR BECERRA: LLEVA EL AZUL Y BLANCO EN EL CORAZÓN

10 de Mayo de 2020. 8:54 am.

Hoy 10 de mayo celebramos el aniversario del nacimiento de un personaje fundamental en la historia del Club de Futbol Monterrey: Héctor Becerra Becerra.

Regiomontano nacido en 1965, “Tito” se convirtió en un apasionado aficionado al Monterrey desde su infancia.

Con su familia llegó a viajar a otras plazas para seguir a los Rayados. Así le tocó estar en el desaparecido Estadio Plan de San Luis en el inolvidable debut de Milton Carlos, donde anotó tres goles ese domingo en San Luis Potosí.

Milton Carlos, Luis Montoya, Francisco Bertocchi, Juan González, Pedro Damián Álvarez, Rubén Romeo Corbo y toda esa pléyade de grandes figuras fueron los primeros ídolos del joven Héctor Becerra.


Héctor “Tito” Becerra durante un entrenamiento con los Rayados.

Él llevaba el futbol en su cabeza y su corazón, por lo que lo practicaba a diario. En 1980 ingresa a las Fuerzas Básicas del Club de Futbol Monterrey, las cuales eran dirigidas en lo administrativo y organizacional por don Agustín Arce (quien además facilitaba sus campos de Válvulas de Calidad) y en lo deportivo por Víctor Sepúlveda y Francisco Avilán.

El joven Becerra se ganó pronto un sitio y su crecimiento futbolístico era seguido de cerca por Avilán.

La calidad futbolística de Becerra era evidente, por lo que decide dedicarse en cuerpo y alma a este deporte, y deja sus estudios profesionales de Agronomía.

Roberto Matosas, quien en 1979-80 había estado trabajando en las Fuerzas Básicas de los Rayados, se convirtió en director técnico del Primer Equipo en la temporada 1983-84 y decidió darle oportunidad a varios jóvenes.

El Monterrey llevaba unos años haciendo una gran labor en la formación de jóvenes promesas que pronto habrían de saltar al primer equipo y Enrique Mata fue uno de los primeros que recibió la oportunidad por parte de Matosas.

Después, en la jornada 30, los Rayados recibieron al Atlas. Matosas ordenó que debutara de inicio el joven Francisco Javier “Abuelo” Cruz. Esa tarde del sábado 24 de marzo de 1984, los Rayados vapulearon 7-1 al Atlas.

En el minuto 82, Matosas realizó su primer cambio: sacó a Rafael Castillo y, en su lugar, hizo debutar al joven Héctor Becerra, quien contaba en ese entonces con 18 años y diez meses de edad. El primer sueño del joven Becerra se había hecho realidad.


Héctor Becerra cumplió su sueño de jugar para los Rayados. Foto: Cortesía.

Becerra, jugador veloz, habilidoso y de muy buena técnica, poco a poco fue teniendo más minutos y demostrando su enorme capacidad.

Tanto en esa temporada como en la siguiente, el Monterrey iría debutando a más jóvenes, como Cuauhtémoc Vargas, Missael Espinoza, Antonio González, Guillermo Muñoz y Armando Rivas, entre otros.

El sábado 8 de septiembre de 1984, Héctor Becerra anotó su primer gol en Primera División. Su gol sirvió para emparejar momentáneamente el marcador a uno. Rayados recibió al León y perdía 0-1 desde el minuto 28 y, casi al final del primer tiempo, Vilson Tadei envió un centro que Antonio “Morris” Ruiz prolongó de cabeza para la llegada de Becerra, quien dio un buen frentazo para dejar sin oportunidad al portero Víctor Manuel Aguado. Al final, el partido terminaría empatado a tres goles.

La temporada 1984-85 no fue sencilla para el Monterrey: Matosas fue reemplazado por Francisco Avilán, quien estaba a cargo de las Fuerzas Básicas.

Jornada a jornada, Becerra seguía creciendo futbolísticamente hasta ser llamado a la Selección Nacional Juvenil (equivalente a la Sub-20 de hoy), para participar en el Mundial de esa categoría que fue organizado en la Unión Soviética en 1985.


Luego de sus buenas actuaciones con Rayados (foto), Héctor Becerra llegó a ser llamado a la Selección Mexicana Juvenil. Foto: Cortesía.

Becerra y “El Abuelo” Cruz tuvieron una gran participación en ese Mundial. Héctor Becerra anotó el gol con el que México venció 1-0 a Inglaterra para avanzar a los Cuartos de Final.

Las ausencias de estos jóvenes fueron resentidas por Avilán. En cuanto ambos regresaron al Monterrey, Avilán pudo finalmente desarrollar su estilo de juego dinámico que buscaba: de presionar al rival, de desdoblar a gran velocidad.

El resultado fue el inolvidable Torneo México 86, en el que los Rayados lideraron de inicio a fin durante las 18 jornadas.

En la Liguilla, Héctor Becerra nos regalaría varias de sus mejores tardes. El sábado 15 de febrero de 1986, los Rayados recibieron al Atlante en el partido de Vuelta de los Cuartos de Final. La ida había terminado sin goles por lo que todo quedaba para la Vuelta.

Con un Héctor Becerra inspirado, los Rayados golearon 6-0 al Atlante dando una verdadera cátedra de buen futbol.

Becerra anotó tres goles en esa tarde para unirse a Rubén Romeo Corbo como los únicos jugadores del Monterrey que habían conseguido un ‘hat trick’ en Liguilla hasta ese momento.

En la Semifinal, Becerra no se hizo presente en el marcador, pero sí lo hizo en la Final. En el partido de Ida de la Final, disputado en la difícil cancha del Estadio Tamaulipas el miércoles 26 de febrero de 1986, Héctor Becerra abrió el marcador al minuto 32 con una extraordinaria maniobra individual.

De esta manera, Becerra se quedó con el honor de haber anotado el primer gol del Monterrey en una Final de Liga.

Días después, “Tito” fue parte del equipo que le dio a los Rayados su primer título de Liga y que convirtió a la ciudad en una fiesta.


Héctor Becerra fue parte de primer título de Liga de Rayados. Foto: Cortesía.

El futuro era por demás promisorio para Becerra, pero apareció el peor enemigo del futbolista: las lesiones.

Operaciones en las rodillas terminaron por mermar la carrera de Becerra, quien continuó en el equipo hasta 1992 y fue parte del plantel que se coronó campeón de la Copa México.

En ese lapso tuvo grandes momentos, pero que no pudieron extenderse por las lesiones que precipitarían el final de su carrera como jugador.

Tras probar suerte en los Correcaminos y en el futbol rápido, el destino traería pronto de vuelta a Becerra al equipo de sus amores, en el cual ha realizado diversas funciones desde entrenador de Fuerzas Básicas, visor de futbolistas, auxiliar técnico en el Primer Equipo, Director Técnico interino y finalmente Director Técnico de las Rayadas.

Héctor Becerra es el único elemento del área deportiva del Club que ha estado en la institución en todos los campeonatos de Liga que el Club de Futbol Monterrey ha conquistado (1986, 2003, 2009, 2010 y 2019).

“Tito” también ha tenido que tomar las riendas del Primer Equipo, cuando la situación deportiva ha sido complicada.

Es un hombre institucional que trae los colores azul y blanco tatuados en el corazón.

En el torneo Clausura 2018 tomó las riendas de las Rayadas para convertirlas en un equipo protagonista y, desde entonces, las ha llevado a tres Finales.


Héctor Becerra en conferencia de prensa luego de obtener el Campeonato como entrenador de las Rayadas en la Liga BBVA MX Femenil. Foto: Mexsport.

Su momento cumbre en su carrera como técnico lo consiguió el sábado 7 de diciembre de 2019 cuando sus Rayadas se coronaron campeonas de la Liga BBVA MX Femenil, al vencer al Club Tigres en el Estadio BBVA.

De esta manera, se convirtió en parte clave del primer campeonato de Liga de los Rayados de Monterrey y también del primer campeonato de Liga de las Rayadas, con lo cual acrecentó su figura como leyenda dentro del Club.

¡Gracias, “Tito”, por poner en alto a los Rayados y ser parte de nuestra Historia Rayada!

 

Alberto Barrera-Enderle

  1. Banner 173
  2. Banner 5
  3. Banner 142