Logo Logo small

Logo Logo Small

  1. Youtbe
  2. Instagram
  3. Twitter
  4. Facebook
Cortesía

HACE 21 AÑOS, RAYADOS OBTUVO EL PRIMER TRIUNFO COMO VISITANTE DE UN EQUIPO MEXICANO EN UNA COPA LIBERTADORES

25 de Marzo de 2020. 5:17 pm.

En medio de una crisis administrativa y deportiva, los Rayados del Monterrey lograron clasificarse a la Copa Libertadores 1999 tras dos largos procesos eliminatorios que se efectuaron entre agosto y diciembre de 1998.

La participación de los equipos mexicanos comenzó en la edición de 1998, cuando el América y el Guadalajara representaron al futbol mexicano.

Para la edición de 1999, se involucró a más equipos mexicanos en el proceso eliminatorio.

En primera instancia, la Federación Mexicana de Futbol organizó un torneo eliminatorio que la prensa denominó: “Pre Pre Libertadores”.

El objetivo de ese torneo, que se efectuó en Estados Unidos, era definir los dos equipos mexicanos que disputarían el torneo Pre Libertadores frente a equipos venezolanos.

Los Rayados eliminaron al Cruz Azul en Houston y, posteriormente, dejaron fuera a las Chivas del Guadalajara en Dallas, Texas.

Finalmente, en Los Ángeles, California, en un partido con un final cardiaco, los Rayados vencieron al Santos Laguna, gracias a un inspirado Sergio “Alvin” Pérez que anotó dos goles en tiempo de compensación.


Sergio “Alvin” Pérez destacó en su paso por Rayados.

El Monterrey era dirigido por José “Pepe” Treviño y en sus filas contaba con Antonio Mohamed y Marcelino Bernal como sus jugadores de mayor jerarquía.

Necaxa fue el otro equipo mexicano que logró clasificarse a la Pre Libertadores.

Rayos y Rayados disputaron, junto a dos equipos venezolanos, el pase a la Libertadores.

La sorpresa fue que el Necaxa se quedó fuera de la Libertadores, mientras que los Rayados y los Estudiantes de Mérida (de Venezuela) lograron clasificar al máximo certamen de clubes de Sudamérica.

Ambos equipos fueron colocados en el mismo grupo junto a dos clubes uruguayos: el Bella Vista y el legendario Nacional de Montevideo.

A la par de su compromiso sudamericano, los Rayados enfrentaban al espinoso tema de la porcentual.

Durante el torneo Verano 1999, el Monterrey luchó por mantener la categoría a la par que sorteaba tremendas dificultades económicas y administrativas, así como su compromiso internacional.

En la última jornada de la fase de grupos de la Libertadores, el Monterrey consiguió un logro importante para el futbol mexicano y para la historia del equipo: ser el primer equipo mexicano en obtener un triunfo en calidad de visitante en la Copa Libertadores.

La cita fue el 25 de marzo de 1999 en el mítico Estadio Centenario de la capital uruguaya, escenario donde se escenificó la primera Copa del Mundo en 1930.

La hazaña rayada tuvo aún más mérito, pues fue ante uno de los grandes clubes sudamericanos: el Nacional, club que justamente en 1999 cumplía cien años de existencia y que había ganado en tres ocasiones la Copa Libertadores de América (1971, 1980 y 1988).

El paraguayo Carlos Jara Saguier, quien había relevado en el mando a José Treviño apenas tres semanas antes, fue el director técnico del Monterrey en ese partido.


Antonio Naelson “Sinha” junto al entrenador Carlos Jara Saguier.

Jara Saguier envió a la cancha la siguiente alineación: Omar Ortiz; Érik Hernández, Víctor Santibáñez, Gastón Obledo y Salvador Arévalo; José Nieves Castro, César Gómez y Antonio Naelson “Sinha”; Sergio “Alvin” Pérez, Edson Luis Zwaricz y Christian Torres.

Al Nacional lo dirigía Hugo de León, personaje que cinco años después sería técnico del Monterrey, y contaba con figuras como Rubén Sosa y Gabriel Álvez.

El partido comenzó movido cuando apenas a los 4 minutos, “Sinha” abrió el marcador y dejó constancia de su enorme talento.

El cuadro local emparejó los cartones al minuto 27 por la vía penal. Rubén Sosa fue el encargado de poner el 1-1.

Sin embargo, el Monterrey se lanzó al frente sin complejos, lo que provocó que los defensores charrúas cometieran un penal. “Sinha” lo cobró magistralmente engañando al portero para poner el 1-2 al minuto 31.

Tres minutos antes del final del primer tiempo, Sergio “Alvin” Pérez fue expulsado junto a un elemento uruguayo.

Ambos equipos se quedaron con diez. Por ello, al medio tiempo, Jara Saguier decidió fortalecer la recuperación de la pelota y envió a la cancha a Ricardo Carbajal en lugar de Pepe Nieves.

El panorama para el equipo regiomontano se complicó cuando, al minuto 56, se quedaron con nueve hombres debido a la expulsión de Salvador Arévalo.

Parecía que la noche se le venía encima a los Rayados porque cuatro minutos después cayó el gol del empate. Sosa, con disparo raso y cruzado de pierna izquierda puso el 2-2 parcial.

Jara Saguier sacó entonces al brasileño Zwaricz y envió a la cancha al argentino Lucas Ayala (quien era jugador del equipo filiar del Monterrey, el Saltillo) para ayudar en la recuperación de la pelota.

Tres minutos después, Jara Saguier realizó otro movimiento: sacó a César Gómez y entró el africano Abdul Thompson Conteh, con la intención de tener armas para un armar un contragolpe a velocidad entre Thompson y el “Alvin” Pérez.

Parecía que el partido terminaría igualado a dos cuando, por la banda derecha, el Monterrey armó una buena jugada.

Thompson cedió, en la entrada del área el balón al lateral derecho Érik Hernández, quien entró al área a toda velocidad y, con un disparó potente de derecha, batió al portero Romay.


Erik Hernández (segundo de izquierda a derecha) anotó un gol y Antonio Naelson “Sinha” (tercero de izquierda a derecha) hizo dos anotaciones.

El Centenario enmudeció, la afición local no daba crédito cuando el árbitro paraguayo Ubaldo Aquino decretó el final del partido.

Aunque el Monterrey no logró avanzar a la siguiente fase, había vencido a domicilio al poderoso Nacional con dos goles de “Sinha” y uno del joven Érik Hernández, elemento que se había formado en las fuerzas básicas de nuestro club.

Hoy se cumplen 21 años de ese triunfo memorable conseguido por los Rayados, quienes, con inferioridad numérica y en un momento difícil en la historia del club, lograron traerse la victoria de la casa de un equipo grande del futbol sudamericano.

Alberto Barrera-Enderle

  1. Banner 70
  2. Banner 5
  3. Banner 142