Logo Logo small

Logo Logo Small

  1. Youtbe
  2. Instagram
  3. Twitter
  4. Facebook
Cortesía

EL INOLVIDABLE DEBUT DE “EL ABUELO” CONTRA EL ATLAS

21 de Noviembre de 2019. 12:07 pm.

La temporada 1982-83 fue complicada para los Rayados de Monterrey, ya que terminaron en los últimos lugares de la tabla general.

La directiva reestructuró al equipo hasta cambiar la fisonomía del mismo.

La llegada al timón del técnico uruguayo Roberto Matosas para la temporada 1983-84 inyectó de ánimo al primer club de futbol de la ciudad.

También llegaron dos refuerzos extranjeros estelares: el uruguayo Daniel Bartolotta y el brasileño Reinaldo Güeldini. Ambos ya con experiencia en el futbol mexicano.

A partir de esa temporada, Rayados cambió el tono de su uniforme. Dejó su tradicional azul rey para adoptar el azul marino y también se utilizaron por primera vez las medias rojas.

El inicio de la campaña fue prometedor. En las primeras jornadas, el Monterrey logró triunfos importantes sobre el poderoso América y rompió una larga racha negativa de no ganar en los Clásicos Regios.

La calidad de Güeldini estaba llevando al equipo a buen puerto. Desde la jornada 6, Rayados se posicionó como sublíder del Grupo 1.

Sin embargo, para la segunda vuelta, el equipo comenzó a caer. Entre lesiones y bajas de juego, parecía que la clasificación se le escapaba a la tropa de Matosas.

En la jornada 29, Rayados cayó 2-0 en su visita al Guadalajara.

Esa derrota le costó salir de zona de clasificación luego de 23 jornadas consecutivas de estar como sublíder de su grupo.

“La Pandilla” parecía haber perdido el rumbo: de los últimos ocho partidos, los Rayados solo habían ganado uno, por cuatro perdidos y tres empates.

En la segunda vuelta de la temporada, el Monterrey acumulaba solo 7 de 18 puntos posibles.

La situación era crítica. Matosas tenía que tomar decisiones drásticas. Fue entonces que volteó hacia la cantera en la que dos jóvenes  delanteros estaban pidiendo una oportunidad: Héctor Becerra y Francisco Javier Cruz.


Francisco Javier Cruz (en el círculo rojo) en un entrenamiento de Fuerzas Básicas con Francisco Avilán (el primero de izquierda a derecha).

 

El sábado 24 de marzo de 1984, los Rayados recibían al Atlas. Matosas, orillado por las circunstancias y por el hecho de que Miguel Ángel Torres aún no se recuperaba de una lesión, decidió alinear de inicio a Francisco Javier “El Abuelo” Cruz. Pocos se habrían de imaginar las repercusiones de esa decisión.

“El Abuelo”, con apenas 17 años y 10 meses de edad, tuvo un debut de ensueño. Al minuto once, anotó su primer gol para poner ya el marcador 2-0. El primer gol lo había anotado dos minutos antes Rafael Castillo.

Al minuto 54, el Atlas acortó distancias con gol del experimentado Ricardo “Diablo” Márquez.

Después de la anotación rojinegra, el partido se pintó completamente de azul y blanco, y dio inicio el show de “El Abuelo”.

A los 69, Rodríguez Plata, de penal, puso el 3-1. Pancho Romero, con un golazo de media distancia, amplió el marcador a 4-1 a los 72 minutos.

Cuatro minutos después, el debutante “Abuelo” Cruz desbordó a placer por la banda izquierda y envió un centro que Rafael “Xalapa” Ortega resolvió de palomita: 5-1.

Un minuto después, nuevamente el joven Cruz desbordó por la pradera izquierda, centró y Rafa Castillo puso el 6-1.

Al minuto 82, Castillo dejó su lugar para que Héctor Becerra ingresara a la cancha y debutara profesionalmente.

A cinco minutos del final, una vez más apareció “El Abuelo”: realizó un par de quiebres por la banda izquierda y centró preciso para la frente del “Xalapa”, quien puso cifras definitivas: 7-1.


La prensa cayó 

¡Vaya resurrección Rayada! “La Pandilla” goleó y ofreció un espectáculo de futbol ofensivo. El público coreó el apodo del debutante: “¡Abuelo!, ¡Abuelo!, ¡Abuelo!

No era para menos. La picardía y habilidad que el joven Francisco Javier Cruz ofreció aquella tarde renovó el ataque albiazul.

Cruz fue una pesadilla para la zaga rojinegra: anotó un gol y puso tres asistencias.

Ese triunfo le permitió al Monterrey retomar el subliderato de su grupo y despertar para la recta final del torneo, en donde avanzó hasta los Cuartos de Final.

Con seguridad, muy pocos de los más de 20 mil aficionados que acudieron aquella tarde al Tecnológico hubieran imaginado que les tocó presenciar el debut de dos de los pilares del futuro Campeonato de Liga de 1986.

Aquella tarde del 24 de marzo de 1984, Roberto Matosas presentó la siguiente alineación: Gregorio Cortés; Joel García, Everardo Rodríguez Plata, Enrique Hugo Esquivel y Daniel Mora; Rafael Ortega, Francisco Romero y Daniel Bartolotta (Manuel Aranda, 86’); Reinaldo Güeldini, Rafael Castillo (Héctor Becerra, 82’) y Francisco Javier Cruz.

 

Conoce más de Francisco Javier “El Abuelo” Cruz

- Francisco Javier Cruz Jiménez, mejor conocido como “El Abuelo”, ha sido uno de los más grandes ídolos en la historia del Club de Futbol Monterrey.

- Nació en Cedral, San Luis Potosí, el 24 de mayo de 1966. Junto con su familia, emigró apenas siendo un niño a la ciudad de Monterrey y, a finales de los años 70, se incorporó a las Fuerzas Básicas de nuestro Club, en donde fue entrenado por Francisco Avilán.

- Delantero, preferentemente por las bandas, “El Abuelo” podía jugar tanto por derecha como por izquierda, ya que dominaba ambos perfiles. Aunque no era muy alto, también poseía un buen remate de cabeza.

- Sin embargo, sus principales características eran su gambeta, su picardía y su imaginación para destroncar a las defensas rivales.

- Desde temprana edad comenzó a llamar la atención de los entrenadores del Primer Equipo.

- Por ello, Matosas lo debutó siendo aún menor de edad y los llamados a las Selecciones Nacionales menores fueron una constante.

- Tras su debut en Primera División, “El Abuelo” se convirtió rápidamente en un referente del ataque albiazul.

- En el torneo México 86, fue un elemento clave para que los Rayados obtuvieran su primer título de liga.

- Además, “El Abuelo” también fue el primer campeón de goleo que ha tenido Rayados en su historia, luego de haber anotado 14 goles en el inolvidable torneo México 86.


“El Abuelo” obtuvo el Campeonato de Goleo en el Torneo México 86.

- En la Liguilla de ese torneo, el joven delantero solo anotó un gol: el del título, el cual logró en los tiempos extras del partido de vuelta de la Gran Final.

- Su enorme carisma y calidad robaron la atención del público nacional. En todos los estadios en donde se presentaba el Monterrey, la gente acudía para ver a “El Abuelo”.

- La presión del público orilló a Bora Milutinovic a convocarlo a la Selección Mexicana para el Mundial México 1986. Pocos jugadores nacionales han sido coreados y pedidos por el público de un Estadio Azteca completamente lleno.

- Además, en el partido de Cuartos de Final de esa Copa del Mundo en el que México fue eliminado ante Alemania en el Estadio Universitario, el ingreso de “El Abuelo” a la cancha fue solicitado a coro por más de 40 mil aficionados. Finalmente entró de cambio y minutos después anotó el gol que pudo haber instalado a México en la semifinal. Sin embargo, en una decisión polémica, el árbitro anuló la anotación.

- “El Abuelo” también fue el primer jugador Rayado que emigró al futbol europeo. Tras su aventura en el Logroñés de España en 1988-89, “El Abuelo” regresó a “La Pandilla”, donde logró ser Campeón de Copa en 1991 y conformar un equipo de ensueño bajo la dirección técnica de Pedro García entre 1989 y 1991.

- En 1992, “El Abuelo” salió del equipo para regresar siete años después: para el torneo Verano 1999.

- Su deseo era despedirse de las canchas como Rayado y lo hizo en grande. El 9 de mayo de 1999, los Rayados se jugaban la vida en el máximo circuito ante el Puebla.

- Al minuto 65 ingresó a la cancha en lugar de Antonio Mohamed. Seis minutos después, escapó por la banda izquierda, la misma que lo vio debutar 15 años antes, y desde ahí envió un centro con gran efecto para que Sergio “Alvin” Pérez anotara el gol que, a la postre, sería el de la salvación.


Francisco Javier Cruz fue pieza clave para salvar la categoría en 1999.

- “El Abuelo” debutó siendo coreado por la gente y se fue de las canchas de la misma manera.

- Sin duda, una de las grandes leyendas de nuestro Club. En total, Francisco Javier Cruz anotó 59 goles oficiales con la playera del Monterrey.

¡Gracias, Francisco Javier “El Abuelo” Cruz, por ser parte de nuestra Historia Rayada!

Alberto Barrera-Enderle

  1. Banner 173
  2. Banner 5
  3. Banner 142